Las mejores antenas WiFi de largo alcance – Comparativa y guía

Las redes inalámbricas están ganando cada vez más terreno hoy en día y son ampliamente utilizadas por su comodidad y conveniencia en el mundo de la comunicación. Sin embargo, este tipo de red tiene una debilidad aparente: su alcance. El problema se ha resuelto con la llegada de las antenas Wi-Fi de larga distancia. Quédate y obtén una de estas con la mejor calidad al mínimo preci.

¿Cuál es la mejor antena WiFi de largo alcance del momento?

Ver más antenas WiFi de largo alcance en Amazon

¿Cómo elegir una buena antena Wi-Fi de larga distancia?

El uso de una guía de compras para las mejores antenas de Wi-Fi de largo alcance es una buena idea si quieres invertir en el mejor producto que pueda satisfacer perfectamente tus necesidades. Como hemos dicho, la elección de un dispositivo de este tipo debe hacerse teniendo en cuenta ciertos criterios, como el estándar, la potencia, así como el uso previsto. Los consejos de esta guía pueden ayudarte a elegir el modelo adecuado.

Utilidad

Sobre todo, es importante determinar el uso que se le vas a dar si se quiere saber cómo comprar una antena Wi-Fi de largo alcance con una mejor relación calidad-precio. De hecho, la elección del tipo de antena a adquirir depende en gran medida de este uso. En general, hay 3 familias de antenas Wi-Fi de largo alcance.

La primera es la familia de las antenas direccionales. Este tipo de antena se utiliza principalmente para mejorar la recepción de la señal. Por lo tanto, sirve como un optimizador de la señal recibida para que sus dispositivos puedan recibirla en las mejores condiciones posibles. Puedes usar este tipo de antena en configuraciones punto a punto. La segunda familia son las llamadas antenas omnidireccionales. No se trata de la recepción, sino de la propagación de la señal. Permite una mejor distribución de la señal recibida.

Este tipo de antena es por lo tanto ideal para una configuración multipunto. La tercera familia incluye las antenas sectoriales, que son un compromiso entre las antenas direccionales y omnidireccionales. Este último tipo de antena gestiona la recepción y distribución de la señal. Por lo tanto, su elección dependerá de la configuración que haya elegido.

Estándar y frecuencia de la antena

Si el uso previsto determina el tipo de antena a elegir, otras características, como la norma, también se incluyen en la información de la antena en un comparador de precios. Hay dos estándares utilizados por las redes Wi-Fi. Una es 802.11 b/g/N, que opera en la banda de frecuencia de 2.4 GHz. Esta norma es la más utilizada desde que existe y su frecuencia puede ser detectada por dispositivos más antiguos.

Las variaciones de esta norma tienen cada una su propia velocidad de transmisión de datos: 802.11b tiene una velocidad de 11 Mbps, 802.11g tiene una velocidad de 54 Mbps y 802.11N tiene una velocidad teórica de 300 Mbps. El estándar 802.11a utiliza la radiofrecuencia de 5 GHz. Esta frecuencia es detectada principalmente por dispositivos de nueva generación.

Potencia de la antena

Además del estándar y la frecuencia, una de las características importantes de una antena Wi-Fi de largo alcance es también la potencia. De hecho, la calidad de la señal que recibirán sus dispositivos depende de esta característica. En este caso, es mejor elegir un modelo de antena con una alta ganancia si se quiere tener señales optimizadas.

Esto es aún más importante ya que usará su antena precisamente para captar señales a larga distancia. Donde comprar una nueva antena Wi-Fi de largo alcance, puedes encontrar diferentes modelos con diferentes niveles de potencia. Tenga en cuenta que esta característica se expresa en decibelios o dBi y se menciona a menudo en la lista de información de la antena.

¿Cómo se usa correctamente una antena WiFi de largo alcance?

Las páginas que dejan de cargarse cuando sales de una habitación te hacen perder la paciencia. Por eso tienes una antena wifi de largo alcance que te dará un alcance igual en cada habitación de tu casa e incluso fuera de ella. Pero para aprovechar estos beneficios, lee y sigue nuestros consejos a continuación.

Revisa los detalles de tu nueva antena

Es cierto que antes de pagar por su antena, tu verificaste alguna información. Fue principalmente la descripción de su propiedad y sus características. Ahora que lo tienes, necesitas saber los detalles de cada uno de estos detalles, para saber, por ejemplo, si tu antena es direccional u omnidireccional. Puede encontrar esta información leyendo su manual de usuario. El manual también explica los puntos de instalación y los consejos recomendados para el buen funcionamiento de tu dispositivo.

Elije un lugar alejado de los dispositivos electrónicos

Antes de proceder a la instalación de tu antena, primero decide dónde quieres ponerla. Hay una serie de cosas que hay que considerar cuando se decide dónde colocar la antena. En primer lugar, escanea los canales wifi y determina cuáles son los menos utilizados. Los menos utilizados son los canales a los que debes dirigirse la antena. El objetivo es hacer que la transmisión sea más fluida. De hecho, tened en cuenta que los elementos electrónicos como los hornos microondas, el bluetooth, los teléfonos para bebés y muchos otros interfieren en la red y la ralentizan en consecuencia.

Opta por un lugar fuera de tu casa

Para evitar estos diversos obstáculos que debilitan la señal, considera la posibilidad de colocar su antena fuera de tu casa. De esta manera, incluso cuando vas a tu jardín o a una casa cercana a la tuya, la señal permanece fuerte. Es importante recordar que, aparte de los dispositivos electrónicos, también están los materiales contenidos en las paredes que afectan a la señal. Esto es particularmente el caso del hormigón, el mármol, pero sobre todo el metal.

Ponlo en su sitio

Tanto en el interior como en el exterior, necesitarás un soporte de antena wifi. Después, es importante saber si tu antena de largo alcance es una antena direccional u omnidireccional. Si es direccional, gírala hacia una fuente wifi. Si la fuente está a kilómetros de distancia de donde estás, gira hacia un puente inalámbrico. Para una antena omnidireccional de larga distancia, simplemente conecta la antena a su soporte. Pero lo ideal sería ponerlo en altura y en el exterior.

Conéctalo directamente a tu ordenador

Si quieres disfrutar de una conexión potente usando tu móvil, esta opción no se aplica. De hecho, este método consiste en conectar directamente el sensor wifi a tu ordenador. Esto mejora la velocidad de conexión, porque en lugar de viajar metros o kilómetros, la señal va directamente a su PC. Al mismo tiempo, podrás seguir conectando con otros dispositivos. Así que es una técnica eficiente cuando estás en movimiento.

Última actualización: 2020-12-02 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados