Los mejores discos duros SSD – Comparativa y guía

En los últimos años, el precio de los SSD se ha reducido drásticamente, haciéndolo un almacenamiento bastante económico. Unido a las mejoras en rendimiento respecto a un HDD tradicional, es un componente obligatorio en cualquier PC moderno. Estos son los mejores que puedes comprar en la actualidad.

¿Cuál es el mejor disco duro SSD del mercado?

RebajadoTop ventas nº1
Kingston A400 SSD SA400S37/240G - Disco duro sólido interno 2.5" SATA 240GB
  • Rapidez en el arranque, la carga y la transferencia de archivos
  • Más fiable y resistente que un disco duro
  • Diversas capacidades, con suficiente espacio para aplicaciones o para sustituir un disco duro
RebajadoTop ventas nº2
Samsung 860 EVO - Disco estado solido SSD (500 GB, 6 Gb/s) color negro
  • Dispone de interfaz SATA
  • Es diseñado para ordenadores de alta gama, estaciones de trabajo y NAS
  • Escritura secuencial: 520MB/s
RebajadoTop ventas nº3
SanDisk 480G-G26 SSD Plus - Disco sólido interno de 480 GB (SATA III, 6.35 cm, con hasta 535 MB/s)
  • 480 GB: velocidades de lectura/escritura secuenciales de hasta 535 MB/s / 445 MB/s^Hasta 20 veces...
RebajadoTop ventas nº4
SanDisk Extreme SSD portátil 500GB - hasta 550MB/s Velocidad de Lectura
  • Núcleo de estado sólido resistente a golpes para una mayor durabilidad
  • Compacta y de bolsillo
  • Temperatura de funcionamiento: 0°C a 45°C
RebajadoTop ventas nº6
Crucial BX500 240 GB CT240BX500SSD1 Unidad interna de estado sólido, hasta 540 MB/s (3D NAND, SATA, 2.5 Pulgadas)
  • Arranque más rápido; cargue archi vos más rápido; mejore la capacidad de respuesta general del...
  • Un 300% veces más rápido que un disco duro normal
  • Mejora la vida útil de la batería porque es 45 veces más eficiente en términos energéticos que...
RebajadoTop ventas nº7
Crucial MX500 1TB CT1000MX500SSD1 Unidad interna de estado sólido-hasta 560 MB/s (3D NAND, SATA, 2.5 Pulgadas)
  • Lecturas/escrituras secuenciales hasta 560/510 MB en todos los tipos de archivo y...
  • Acelerado por tecnología NAND Micron 3D
  • La Inmunidad de Perdida de Energía Integrada conserva todo si trabajo archivado si la corriente...
Top ventas nº9
ASENNO 480GB 512GB 500GB 2,5 Pulgadas SSD con 512MB de Memoria SATAIII 6 GB/s de Disco Duro Interno de Estado sólido para Notebook Tablet PC de Escritorio
  • 1. Interfaz de SATA3 (6.0Gbps), compatible con el interfaz de SATA2 (3.0 Gbps);
  • 2. Ejecución secuencial de lectura / escritura de datos: 560/422 MB / s Tiempo de arranque: estará...
  • 3. Sistema compatible: serie de Windows, de la serie de Unix, de la serie de Linux, de Mac y de...

¿Qué es un disco duro SSD?

Los SSD (o unidad de estado sólido) son un tipo de almacenamiento físico que tiene la forma de una caja de unos 7 x 10 cm y puede ser externa o interna.

Utiliza múltiples componentes electrónicos para permitir la rápida transferencia de todo tipo de datos, el almacenamiento a largo plazo y el acceso casi inmediato cuando sea necesario.

El SSD, objeto de esta comparación, es hoy en día la mejor opción en comparación con los discos duros tradicionales de funcionamiento mecánico. Se caracterizan por su eficiencia, su resistencia a los golpes y sus propiedades de ahorro de energía.

¿Cómo funciona un SSD?

Como componente electrónico, el SSD es un medio multibloque que utiliza la memoria Flash para almacenar los datos. Este método consiste en aplicar voltaje a uno de los bloques del disco para activar la grabación de la información. La memoria flash reduce la latencia y equilibra el uso de cada bloque.

A diferencia de los HDD, principalmente mecánicos, los SSDs utilizan sólo propiedades conductoras para una mayor velocidad de transmisión. Un chip de control gobierna las operaciones de transferencia y almacenamiento en el medio: cada célula experimenta un número equivalente de ciclos de borrado y reescritura para una vida útil optimizada.

Los SSD están disponibles en formato interno o externo. Como muestra esta comparación, toman la forma de una caja que se asemeja a un disco duro convencional, o una matriz que puede ser conectada a la placa madre de un PC. El formato m-SATA (tarjeta ultrafina sin carcasa) permite utilizar los discos duros en los portátiles más compactos para obtener mejores resultados.

Tipos de discos duros SSD

Discos duros internos SSD

Los SSDs internos suelen tener la forma de una caja que se puede colocar dentro de un dispositivo electrónico, lo más frecuente es un ordenador de sobremesa o portátil. Mejora el rendimiento del disco duro ya existente en una máquina más antigua o menos potente. Los SSD internos son delgados y pueden ser fácilmente añadidos a la instalación existente gracias a un formato a menudo estándar de 2,5″.

Su uso acelera significativamente el lanzamiento del sistema operativo y las aplicaciones utilizadas en el dispositivo. La tecnología SATA se utiliza para estos discos duros: los SSD más finos utilizan el estándar m-SATA más compacto para su instalación en portátiles muy finos donde el espacio es limitado.

Discos duros externos SSD

El disco duro externo SSD, el más representado en esta comparación, es un dispositivo pequeño: tiene forma de caja de unos pocos centímetros cuadrados y suele ser compacto y ligero.

Puede conectarse a un PC u otro dispositivo electrónico de la elección del usuario. Para ello, se suministra un cable de conexión (USB) con la unidad.

Los SSD externos permiten el almacenamiento de una gran cantidad de datos (audio, video, documentos, etc.). Los SSD externos son versátiles y pueden ser llevados a cualquier lugar, recibiendo muchas críticas positivas. Al igual que los discos duros internos, se caracterizan por su velocidad, silencio y ahorro de energía al sustituir a sus homólogos mecánicos.

Ventajas y desventajas de los discos SSD

Ventajas

  • Mayor velocidad de escritura en comparación con los discos duros convencionales.
  • Tamaño reducido: una apariencia compacta que hace que los dispositivos compactos y portátiles.
  • Durabilidad: los SSD son más resistentes y soportan mejor el polvo y la humedad.
  • Compatibilidad: alta compatibilidad con los sistemas operativos existentes.
  • Reconocimiento de hardware: un disco SSD es más fácil de reconocer por los PCs que sus homólogos convencionales.
  • Mayor vida útil del ordenador: Para los discos internos, un mejor nivel de batería debido a una menor generación de calor.
  • Conectividad: Conectividad bien pensada, incluyendo cables USB lo suficientemente largos para muchos de los SSDs.
  • Funcionamiento silencioso: Además de su rendimiento, todo SSDtiene un funcionamiento suave y silencioso.
  • Facilidad de instalación: Interfaces diseñadas para ser instaladas por novatos.
  • Cifrado de datos: Una forma útil de asegurar el SSD en caso de pérdida.

Desventajas

  • Fallas de almacenamiento: Ocasionales errores de almacenamiento en algunos modelos o imposibilidad de acceder a la unidad.
  • Capacidad de almacenamiento real: A veces, una capacidad de almacenamiento decepcionante en comparación con el anuncio del fabricante.
  • Instalación: interfaces a veces demasiado complejas o en idioma inglés.
  • Detección por dispositivos de terceros: algunos discos duros SSD no son reconocidos por instalaciones de tipo home cinema o ciertos sistemas operativos.
  • Conexiones: los conectores recientes permiten un mejor resultado en un ordenador reciente.
  • Precio: los precios siguen siendo prohibitivos para los modelos con más capacidad de almacenamiento.
  • Compatibilidad: el disco SSD elegido debe ser compatible con el ordenador utilizado, información que no siempre está disponible.
  • Configuración: una configuración que a veces es difícil de entender la primera vez que se usa.
  • Encriptación: la encriptación de datos a veces plantea problemas de accesibilidad cuando se pierde la contraseña.

Alternativas a los SSD

La mejor alternativa al SSD sigue siendo el disco duro clásico. Los modelos de alto rendimiento y capacidad permiten un mejor acceso a los datos y el almacenamiento que a veces es más interesante que el SSD, con un espacio de hasta 15 TB para algunos modelos.

El aspecto mecánico de los discos duros clásicos los convierte en una mejor opción para el largo plazo: por lo tanto, son una mejor opción para tenerlos mucho tiempo, para el almacenamiento de grandes cantidades y para los archivos en los que no se trabaja diariamente. Las marcas líderes de la industria tienen muchos años de experiencia en esta área y regularmente introducen modelos de alto rendimiento en el mercado.

Un poco de historia

Antes de los SSD

Por razones obvias, esta sección no  mostrará todos los productos que componen la historia de los SSD. Por eso hemos elaborado una lista no exhaustiva de los productos que marcaron una nueva era cuando salieron y que presentaremos a lo largo de esta sección.

La historia del almacenamiento de datos comienza en 1887, cuando Herman Hollerith, un ingeniero americano, registró una patente para su nueva creación: la máquina estadística de tarjetas perforadas. Este sistema, basado en el prototipo de tarjetas perforadas creado el siglo anterior por el francés Basile Bouchon, se utilizó para almacenar los datos de los migrantes que llegaban a los Estados Unidos. Gracias a su sistema, Hollerith acorta el tiempo de procesamiento del censo a sólo tres años en comparación con los diez años anteriores. Más tarde creó una compañía para desarrollar el sistema. Después de algún tiempo y varias mejoras en el sistema de tarjetas, la compañía cambió su nombre a IBM, un nombre que nos es familiar. El sistema de tarjetas perforadas duró hasta finales de los años 70.

La banda magnética, utilizada en paralelo con el sistema de tarjeta perforada, se introdujo en 1928. Desarrollado en Alemania, fue diseñado en primer lugar para grabar sonido. Poco después, apareció la grabación de contenidos de vídeo en este tipo de medios. Desde sus inicios, la cinta magnética también se utilizó para grabar datos informáticos. En la década de 1950, los formatos de las cintas fueron estandarizados. Más tarde, aparecieron los cassettes VHS. Hoy en día, las cintas magnéticas se siguen utilizando para hacer copias de seguridad de datos en servidores, en un medio llamado Linear Tape Open cartidge, más conocido por las siglas LTO. De hecho, la vida útil de una cinta es de unos treinta años, si se almacena en condiciones óptimas. Además, los casetes actuales, fabricados por IBM, HP y Quantum, tienen un espacio de almacenamiento del orden de un terabyte.

1956 es un año importante en la historia de la informática. De hecho, fue en septiembre de ese año cuando IBM dio un gran golpe con el primer disco duro, llamado IBM 350, integrado en su primera computadora multifunción de uso general, la RAMAC 305, donde RAMAC significa Ramdom Access Method of Accounting and Control. Este primer disco duro constaba entonces de 50 bandejas y tenía una capacidad de almacenamiento de menos de 5 MB. En ese momento, estos platos giraban a 1200 rpm, lo que distaba mucho de las 7200 rpm a las que funcionan la mayoría de nuestros discos duros actuales. Abajo está la mítica foto de los técnicos de IBM cargando esta computadora en un vehículo.

Un poco más tarde, en 1980, Seagate entró en el mercado de los discos duros con su ST-506. La verdadera innovación que vino con este disco duro de 5 MB fue el pequeño tamaño de los discos, que tenían unos 13 centímetros de diámetro.

Alrededor de 1991, Seagate volvió a hacerse un nombre al presentar la primera unidad de disco duro de la serie Barracuda y 2LP de Seagate. Este fue el primer disco duro de la historia en ser clasificado a 7200 rpm. También es uno de los primeros discos duros que tiene una capacidad de almacenamiento expresada en gigabytes, concretamente 2,5 GB, a diferencia de sus predecesores en megabytes. Obsérvese que la cordillera de las barracudas todavía existe.

Ahora vamos a retroceder un poco en el tiempo. Paralelamente a los discos duros, se ha desarrollado otro medio de almacenamiento: el disquete. El disquete, que apareció a finales de los años 60, estaba originalmente en formato de 8 pulgadas y venía en tres tamaños diferentes, como se muestra en la foto de abajo: 8 pulgadas, 5,25 pulgadas y 3,5 pulgadas. Utilizado durante algunos años, sobre todo por su practicidad ya que era desmontable y ligero, este medio de almacenamiento nunca superó los 240 MB.

En cuanto al CD, apareció en 1979 gracias al trabajo conjunto de Philips y Sony. Más tarde, utilizando el mismo medio, el CD-ROM hizo su aparición.

La primera llave USB, el IBM DiskOnKey, salió de la fábrica en diciembre de 2000, un año después del lanzamiento de las tarjetas SD. Usando la tecnología USB 1.0, tenía una capacidad de 8 MB, que era excesiva para la época. Cabe señalar que el sistema operativo de los SSD se inspiró en gran medida en el de las memorias USB, ya que los principales componentes son el controlador y los bloques de memoria flash, todos soldados a una placa de circuito impreso.

Finalmente, en los últimos años, hemos sido testigos de la aparición y el desarrollo del almacenamiento en línea, más conocido como la Nube. Esta innovación virtual ha encontrado su lugar en el mundo del almacenamiento y sigue creciendo en otros departamentos de TI. Un ejemplo es la sombra, un ordenador real alojado en la Nube.

La llegada de los SSD

La memoria flash ha existido durante unas pocas décadas. Sin embargo, la primera aplicación de la memoria flash en un sistema como el SSD no apareció hasta la década de 1970, en las supercomputadoras de grandes empresas como IBM, Amdahl y Cray en ese momento. Durante mucho tiempo ignorada en el mundo del almacenamiento informático, la SSD tal como la conocemos hoy en día se introdujo en nuestras máquinas debido a problemas. Con el aumento del rendimiento de componentes como procesadores, tarjetas gráficas o placas madre, el disco duro estaba causando grandes problemas de ralentización. Con sus 4 a 13 milisegundos de tiempo de acceso, dependiendo del modelo, las pruebas de rendimiento, «benchmark» en inglés, las últimas computadoras fueron muy a menudo distorsionadas, debido al disco duro. Además, con el desarrollo paralelo de la memoria flash en cámaras, tabletas, teléfonos inteligentes y otros dispositivos, el uso de la memoria de acceso rápido como ésta se estaba convirtiendo en una necesidad.

Con su llegada, el SSD también permitió resolver los problemas mecánicos del disco duro. Por lo tanto, los movimientos y los leves choques que pueden ser mortales para un disco duro no afectarían a un SSD. El ruido causado por el motor no sería más que un mal recuerdo. El consumo de energía sería muy ligero ya que los elementos mecánicos, muy codiciosos en electricidad, ya no estarían allí. Finalmente, el tiempo de acceso se reduciría de 4 a 13 milisegundos para un disco duro a unos 0,1 milisegundos para un SSD, y como resultado, las velocidades de lectura y escritura, en megabytes por segundo, mejorarían significativamente.

A medida que las SSD están en auge, las nuevas tecnologías de memoria están entrando en funcionamiento, haciendo bajar los precios de los modelos anteriores. Esta revolución del almacenamiento está causando varias reacciones en cadena. En primer lugar, el público en general ha podido permitirse los SSD desde hace varios años, y sus precios son ahora muy asequibles. En segundo lugar, debido a estas compras masivas, los precios de los discos duros se están descomponiendo para continuar las ventas.

Sin embargo, los SSD no son perfectos y esta velocidad de despliegue deja una gran pregunta sin respuesta: «¿Qué pasa con la vida útil de estos dispositivos? Las opiniones de los expertos son bastante diferentes entre sí. Por un lado, algunos le dirán que su SSD sólo vivirá durante cinco años, mientras que por otro lado, algunos harán cálculos basados en factores inciertos. No soy un experto en esta área, pero déjeme intentar darle una respuesta. En primer lugar, como con los discos duros, la esperanza de vida dependerá principalmente de la forma en que se utilice el SSD. El SSD de la Sra. Dupond, que usa sólo una vez a la semana, seguramente durará más que el de Paul, un gran consumidor de juegos y programas de todo tipo, que usa su computadora todos los días. Al mismo tiempo, no hace falta decir que cuantos más estados posibles tenga la célula (véase la parte 3b del artículo), más lectura y escritura se requerirá para ello. Esto tendrá como consecuencia directa que los signos de debilidad aparecerán mucho antes que en una célula con menos estados. Para superar parcialmente este problema, los fabricantes están desarrollando software para mejorar la distribución de los escritos realizados en el SSD. Por eso es importante instalar el software suministrado con el SSD cuando se compra. Otro factor es la calidad del controlador. De hecho, es este componente el que orquesta el procesamiento de datos entre la computadora y los bloques de células de memoria.

La Memoria flash

Cuando hablamos de la memoria de los SSD, entran en juego dos nociones clave. Estos son el tipo de memoria flash y la estructura de las células de memoria flash. Veremos en detalle lo que significa cada uno de estos dos términos técnicos.

Tipos de memoria flash: NAND y V-NAND

NAND

La más antigua de las dos, es una tecnología de almacenamiento que no requiere una fuente de energía para almacenar datos escritos, a diferencia de la memoria de acceso aleatorio, más conocida como RAM. Esto se conoce como memoria «no volátil». Está compuesto de células en las que se almacenan uno, dos, tres o incluso cuatro bits. Cada célula es, de hecho, un pequeño transistor en el que se almacenan el bit o los bits que componen los datos. Por reciente que parezca, esta memoria fue desarrollada por Toshiba a finales de los 80. Antes de que se integrara en nuestros SSD, se utilizaba, y sigue utilizándose, en memorias USB, tarjetas SD, teléfonos móviles, etc. Obsérvese que la memoria NAND está grabada en dos dimensiones en los bloques de celdas que hemos visto en el diagrama de la segunda parte.

V-NAND

Es una abreviatura de 3D V-NAND, a veces abreviada como 3D NAND. No te equivoques si encuentras estas tres notaciones en diferentes sitios web, corresponden a la misma tecnología. Los diferentes nombres de esta misma tecnología son en realidad sólo el resultado de las polémicas de comercialización entre los diferentes fabricantes que tratan de presentar como innovadora una tecnología muy similar a la de sus competidores. En el nombre de esta tecnología, la V corresponde al término «verticalmente», vertical en francés. Cuando te hablé de la memoria NAND, te dije que estaba grabada en dos dimensiones. Aquí, el término «verticalmente» se refiere al hecho de que la memoria está grabada en tres dimensiones, de ahí la abreviatura 3D V-NAND en V-NAND o 3D NAND. Esta tecnología muy reciente aporta las ventajas de almacenar más datos en la misma superficie, gracias a un sistema de capas, y de procesar los datos más rápidamente. Una tercera ventaja de este nuevo sistema es la resistencia. En efecto, como el número de células ganadas en un espacio inalterado va a ser muy importante, los fabricantes podrán dejar de tratar de grabar las células lo más finamente posible, a fin de introducir el mayor número posible, lo que evitará los efectos de interferencia, y por lo tanto de desgaste, que pueden aparecer cuando la fineza del grabado es demasiado importante. Debido a su reciente salida de los laboratorios, los principales fabricantes están ahora en lo que muchos periodistas llaman la carrera NAND 3D.

Hay cuatro tipos de estructuras de memoria.

El primero, la célula de un solo nivel, abreviada como SLC, consiste en almacenar sólo un bit por célula. Una célula es un transistor que opera en binario, por lo que sólo hay dos niveles de carga.

La segunda, la célula multinivel, abreviada como MLC, consiste en almacenar varios bits por célula. Sin embargo, debido a las tecnologías existentes en el momento de su lanzamiento, se descubrió que el nuevo nombre se utilizaba para referirse a las células de dos bits. Sin embargo, existe el nombre de Célula de Doble Nivel (DLC) para referirse a este tipo de célula, aunque se usa muy poco. Puede tener cuatro estados diferentes.

El tercero, la Célula de Triple Nivel, abreviada como TLC, es un derivado de la MLC que consiste en ser capaz de registrar tres bits por célula. Esto equivale a ocho posibles estados dentro de la célula.

Finalmente, la última y más reciente es la de las células de nivel cuádruple, abreviada como QLC. Como se puede imaginar, QLC almacena cuatro bits por célula, lo que da dieciséis estados por célula.

Tipos de conexiones

Un SSD se conecta a un ordenador por dos medios: el conector y la interfaz. El conector es simplemente el pequeño enchufe de hardware del SSD que se conectará, con o sin cable según el tipo, a la computadora mientras que la interfaz es el protocolo que permitirá el intercambio de datos dentro de la máquina. Así, la misma interfaz puede ser utilizada en varios tipos de conectores y viceversa. Por lo tanto, les presentaré las diferentes interfaces utilizadas, clasificadas por conectores.

SATA

SATA SSD es probablemente la imagen que todos tienen en mente cuando hablan de SSD. Este conector utiliza su interfaz, el SATA III, que ofrece una velocidad teórica de 6 Gbit/s, lo que corresponde a 550 MB/s en la práctica. El interés de este SSD es que es el que le ofrecerá la mayor compatibilidad con la mayoría de las placas madre de los ordenadores fijos o portátiles. También se puede usar como un SSD externo si está equipado con un adaptador de SATA a USB.

mini-SATA

También escrito mSATA, este conector no es muy común. Además, las prestaciones que ofrece son las mismas que las de un conector SATA clásico. La única ventaja de éste es que es más pequeño y ocupa menos espacio en una caja que un SATA SSD.

PCI-Express

Estos SSD, aunque son engorrosos ya que tienen el tamaño de una pequeña tarjeta gráfica, son mucho más potentes en términos de velocidad de transferencia que un SSD SATA. Desafortunadamente, están reservadas para las placas madre de los ordenadores fijos, las únicas con puertos PCIe.

M.2

El conector M.2 tiene la particularidad de poder soportar dos interfaces: PCIe y SATA. El M.2 SATA SSD ofrece el mismo rendimiento que un SATA SSD clásico, según ASUS. El PCIe M.2 es mucho más potente que el SATA M.2 porque utiliza la misma interfaz que el SSD en el conector PCI-Express.

Principales marcas de discos duros SSD

Western Digital

Western Digital, líder mundial en la fabricación de discos duros, fue fundada en 1970. Se sabe que la compañía ha producido la primera unidad de almacenamiento de consumo de alto rendimiento. Desde entonces, la empresa ha crecido hasta convertirse en una estructura de casi 100.000 empleados gracias a la adquisición de los principales fabricantes del mercado, la empresa pone su I+D al servicio del más alto nivel de innovación. Especializada en la producción de discos duros internos y externos, también ha desarrollado otras soluciones innovadoras de almacenamiento.

SanDisk

Fundada a finales de los años 80, esta empresa californiana de nuestra comparación ha sabido imponer su gama de discos duros y soluciones de almacenamiento en el mercado, para convertirse rápidamente en uno de las mejores compañías de su mercado. Reconocida varias veces por sus innovaciones y por la aplicación de normas de claves, SanDisk desarrolla memorias USB, reproductores MP3, discos duros tradicionales y SSD y se dirige tanto a particulares como a profesionales. La marca es ahora parte del grupo Western Digital.

Samsung

Con su reputación y experiencia en la creación de productos electrónicos innovadores, la marca coreana se basa en estas mismas innovaciones para convertirse en el mejor fabricante de discos duros. Desarrollando SSDs que explotan la tecnología Flash ultrarrápida, Samsung se está posicionando rápidamente entre los líderes del segmento. La empresa crea productos fiables con un diseño limpio. En abril de 2011, Samsung vende su negocio de diseño de unidades de disco duro al Grupo Seagate.

Seagate

La empresa estadounidense Seagate, fundada a finales de la década de 1970, ha crecido desde entonces hasta convertirse en uno de los principales fabricantes del mundo de SSD y HDD, situándose justo detrás del líder Western Digital. Muy pronto se especializó en la producción de discos duros, el grupo adquirió los conocimientos más avanzados del sector al adquirir grandes competidores como Samsung. Seagate también ha trabajado en unidades de disco duro integradas para varias videoconsolas recientes.

Hitachi

Hitachi Global Storage Technologies es la división de discos duros resultante de la fusión comercial entre Hitachi e IBM en 2003. Como resultado de ello, el fabricante japonés ha adquirido un alto nivel de experiencia en el campo del almacenamiento de datos. Basándose en su larga experiencia en electrónica y en su reputación de fiabilidad, Hitachi produce discos duros construidos para durar. El tercer mayor fabricante, HGST es adquirido por Western Digital en 2011.

Toshiba

La marca japonesa Toshiba, creada en el siglo XIX, es pionera en electrónica. Su experiencia y durabilidad a nivel mundial le permitió, particularmente en la década de 2000, adquirir importantes competidores en la industria electrónica. Así pues, Toshiba posee conocimientos de vanguardia en la fabricación de discos duros clásicos y SSD avanzados, para un rendimiento óptimo y una mejor recepción por parte del público especializado.

Fujitsu

Como uno de los principales proveedores de servicios informáticos del mundo, Fujitsu, al igual que sus competidores, tiene una amplia experiencia en la industria de los discos duros. Aunque es más discreto en este mercado, su objetivo es producir productos altamente fiables y de vanguardia para mejorar el rendimiento de los PCs existentes y optimizar el entorno de trabajo de la tecnología de la información.

¿Dónde comprar discos duros SSD baratos?

Discos duros SSD en Amazon

En Amazon es donde más variedad y cantidad de modelos hemos encontrado. Los hay de todas las gamas y precios así que es nuestra tienda preferida y nuestra principal recomendación.

Discos duros SSD en Media Markt

En esta tienda no hay tanta variedad pero todos sus modelos son de calidad. Es una buena opción para comprar si tienes un centro cercano.

Última actualización: 2020-08-05 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados