Los mejores ralladores – Comparativa y guía

Entre reducir el queso parmesano a pequeñas virutas, rallar los cítricos y cortar las patatas, los ralladores tienen diferentes funciones. Indispensables en nuestras cocinas, nos ayudan a perfeccionar nuestros preparativos. Sus usos varían según su formato. Por lo tanto, para encontrar el correcto, parece necesario centrarse primero en el diseño del instrumento, en sus materiales de fabricación y en su utilidad. Quédate en esta guía y conoce los mejores ralladores.

¿Cuál es el mejor rallador actualmente?

Ver más ralladores en Amazon

¿Cómo elegir un buen rallador de verduras?

Siendo adeptos al arte de comer bien, parece impensable que los cocineros aficionados o de alto nivel no tengan un rallador en sus casas. Este utensilio es imprescindible para componer nuestros platos caseros. Por lo tanto, nos acompaña a diario. Sin embargo, para definir qué rallador elegir, deben considerarse los siguientes criterios.

Forma y diseño

Es importante ser consciente de los diferentes estilos en este artículo. Para no equivocarnos en tu elección, primero miramos las diversas estructuras que existen. En la mayoría de los casos, se busca una herramienta que sea única, pero al mismo tiempo muy versátil y eficiente. Muchos modelos cumplen estos requisitos.

Los modelos con forma de campana son famosos por su utilidad. Hecho de chapa de acero plegado, con cuatro o cinco lados, algunos son de diseño hexagonal. Abierto en la base y en la parte superior, este tipo a menudo tiene un mango ergonómico para asegurar un agarre óptimo. Esta estructura confiere una gran estabilidad al conjunto y facilita así su uso. Tiene múltiples facetas que refinan y rallan los alimentos en diferentes texturas.

Los modelos planos son de una sola cara. Equipadas con un mango, pueden ser usadas tanto horizontal como verticalmente. Depende de lo que hagas que la persona se sienta cómoda. Para los elementos más básicos, los agujeros homogéneos llenan toda la superficie de la estructura. Pero para los más versátiles, hay dos o tres modos de rebanado en toda la placa de acero.

Los archivos están inspirados en herramientas de bricolaje o de carpintería. Se sostienen en una mano con su mango ergonómico. Por lo tanto, son fáciles de manejar y se reservan para operaciones que requieren delicadeza. Los ralladores modernos, la mayoría eléctricos, tienen un diseño compacto y elegante. La máquina funciona con un mecanismo giratorio que corta la comida en pequeños trozos.

Estas herramientas difieren en su versatilidad y grado de utilidad. Esta guía de compra para los mejores ralladores presenta sólo las variedades que existen en el mercado. La elección depende totalmente del usuario.

Eficiencia

Hay muchos puntos que definen la calidad del dispositivo. Hay que tener en cuenta otros criterios, que nos llevan a mirar más allá de su estilo o diseño. En cada adquisición, buscamos un utensilio de alto rendimiento.

Por lo tanto, necesitamos versatilidad. Con un artículo así, podemos trabajar en una amplia variedad de alimentos. También podemos proceder de diferentes maneras. Se recomiendan modelos multilínea para este propósito. Las escamas se obtienen usando un lado, y consistencias más gruesas o rebanadas más finas en los otros lados. En general, los agujeros más pequeños se reservan para los cítricos, el ajo y la nuez moscada.

Comodidad en el uso

En la mayoría de los casos, un mango práctico acompaña a estos artículos. Esto se utiliza para asegurar eficazmente la estructura y para facilitar al usuario. Algunos dispositivos no tienen una base. El mango proporciona más estabilidad para los modelos rectangulares o hexagonales. Sin embargo, lo ideal sigue siendo un soporte cómodo, ligeramente refinado y no demasiado imponente con un revestimiento de goma. De esta manera, no se nos escapará de los dedos.

Una base estable tranquilizaría más al usuario sobre el tema de la seguridad. Este criterio es importante para elegir una escofina que funcione con la red eléctrica. En cuanto a los modelos manuales, prefiera una herramienta que encaje firmemente en la superficie de trabajo, en una placa o en una tabla de cortar. Además, un producto bien hecho no debe doblarse ni vacilar bajo la presión de los quesos duros o de ciertas verduras.

La calidad de la vanguardia es importante para disfrutar de un instrumento de alto rendimiento, práctico y eficiente en todos los aspectos. En primer lugar, es importante saber que estos dispositivos no pueden ser afilados después del desgaste. Estamos obligados a tirarlas cuando ya no son tan eficientes. En este sentido, antes de comprar, comprueba el afilado de las cuchillas. No deberías sentir ninguna resistencia al rallar la comida. El resultado final es un corte particularmente uniforme y regular.

¿Cómo se usa un rallador de tomate?

El proceso sigue siendo simple y elemental. Para los modelos en forma de hoja, simplemente apriete el mango con las manos y apóyese en una tabla de cortar o en una plancha para tener estabilidad. Entonces empiezas a moverte hacia adelante y hacia atrás, arriba y abajo para procesar zanahorias u otras verduras. Por tu seguridad, es importante establecer la estructura y encontrar tu comodidad antes de comenzar el trabajo. Además, para las limas, sostienes el mango firmemente con la mano derecha o izquierda y trabajas el limón con la mano opuesta.

En cuanto a los aparatos eléctricos, no hay nada más simple. Empiezas por configurar la máquina, instalarla y elegir el cono. Una vez completado este paso, la comida se coloca en la tolva y se enciende la máquina. Los productos terminados se recogen en un recipiente o bol.

¿Cómo se rallan las patatas sin rallador?

Puedes usar un tenedor o un cuchillo para lograrlo. Después de lavar y pelar las patatas, córtalas en rodajas ultrafinas como harías con las patatas fritas. Luego, repite la operación después de haberlas superpuesto, pero esta vez, siguiendo la longitud. Obtendrás rebanadas dignas de un procesador de alimentos.

¿Cómo se limpia un rallador de queso?

Es mejor evitar el uso de una esponja para no dañarla. Para empezar a limpiar, deberías usar una patata que vayas a rallar. Elimina los residuos de queso que quedan en el rallador. Luego, tienes la opción de ponerlo en el lavavajillas o lavarlo manualmente usando un cepillo de dientes para desatascar todos los pequeños intersticios y luego enjuagarlo.

Además, no olvides limpiar bien el instrumento antes de guardarlo en un cajón. Esto evitará la oxidación.

¿Qué escofina para la col roja?

La consistencia de este alimento no garantiza un acabado limpio si no se utiliza el producto adecuado. Por lo tanto, los modelos planos con tres tipos diferentes de cuchillas son adecuados para este propósito. Las cajas también tienen un lado para refinar estos platos.

¿Cómo puedo rallar el queso sin rallador?

La técnica sigue siendo simple. Necesitas un cuchillo muy afilado para empezar. Corta suavemente el queso. Coloca las rebanadas en una tabla de cocina. Entonces toma un tenedor y tritúralos uno por uno. Para evitar que se muevan, presiona con tu dedo índice las tiras al final de la rebanada. Haz movimientos perpendiculares en todas las direcciones para conseguir pequeños trozos.

¿Cómo rallar una nuez moscada?

Para este tipo de comida, se utiliza un rallador de cal para procesarla. Las cuchillas afiladas de su estructura logran trabajar perfectamente la dureza de esta fruta.

Rallador en Ikea

Creemos que es muy recomendable mencionar Ikea como tienda principal para comprar un rallador. La calidad y precio de estos es muy buena. Si compras en esta tienda te aseguramos una buena compra al 100%.

Última actualización: 2020-10-28 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados