Los mejores andadores para ancianos – Comparativa y guía

Un andador para ancianos es perfecto para ayudar a las personas mayores a caminar, levantarse o pararse por sí mismas. Sin embargo, no siempre es fácil elegir entre los muchos modelos del mercado. Te invitamos a seguir esta guía de compra para encontrar el modelo que mejor se adapte a tus necesidades.

¿Cuál es el mejor andador para ancianos?

Ver más andadores para ancianos en Amazon

¿Qué es un andador para ancianos?

Se trata de un accesorio paramédico que proporciona un apoyo real a las personas que tienen dificultades para levantarse, a las que tienen dificultades para caminar, pero también a cualquier persona que corre el riesgo de perder el equilibrio.

Un andador convencional tiene generalmente forma de marco de metal con 4 soportes sostienen al usuario cuando está de pie. Está equipado con asas a la altura de las manos, a la altura de la cintura, y permite un apoyarse fácilmente. Además, este dispositivo está disponible en diferentes modelos para satisfacer las necesidades de distintos usuarios, tanto en el interior como en el exterior.

¿Qué tener en cuanta al comprar un andador para ancianos?

Solidez

La resistencia del andador suele ser uno de los criterios más importantes que se deben tener en cuenta, dado el uso que se pretende dar a este tipo de equipo. En general suelen estar hechos de aluminio o acero, pero cada material tiene sus propias ventajas y desventajas, especialmente en cuanto al peso.

En cualquier caso, lo más importante es saber el peso máximo que soporta el modelo que has elegido para asegurar la durabilidad del producto, pero también su seguridad. Por esta razón, hay caminadores xxl que son mucho más fuertes y están diseñados para personas con un cuerpo pesado. Además, te aconsejamos encarecidamente que no escojas un modelo en el que no esté indicado el peso máximo soportado.

Tamaño

Recuerda que un andador puede ser usado tanto en el interior como en el exterior. Por eso no debes dejar de lado los criterios relativos al tamaño del mismo. Demasiado ancho, no te permitirá pasar por puertas y pasillos estrechos, y un andador para ancianos estrecho, puede ser algo incómodo de manejar.

El ancho promedio de una puerta en una casa nueva es de 90 cm, lo que no siempre es el caso en una casa antigua. Así que asegúrate de comprobar el ancho de las puertas de tu casa para poder elegir el andador que pueda atravesarlas sin dificultad. Este es un factor importante a la hora de decantarnos por un u otro modelo.

Configuración

Hay dos ajustes principales en los andadores a los que debes prestar atención. El primero es el ajuste de la altura de las asas. Esto se debe a que las manijas de apoyo deben estar siempre a la altura de las caderas del usuario, por lo que un sistema de altura ajustable es importante.

Así, las asas se ajustarán según el tamaño de cada persona para beneficiarse de una comodidad de apoyo óptima. El segundo ajuste se refiere principalmente a los andadores y ruedas, ya que se refiere al sistema de frenado.

El sistema de frenado debe ser fácilmente operable para detener el equipo de 3 ó 4 ruedas, lo que suele ocurrir cuando la persona quiere hacer una pausa durante el viaje. Por lo tanto, puedes elegir entre el frenado estándar con manijas de freno o el frenado de «estacionamiento» para detener el equipo.

Según el uso que se le vaya a dar

De hecho, la elección del modelo no será la misma si planeas equiparte con un andador para uso en interiores o exteriores. Si sólo quieres hacer viajes cortos por casa, puedes optar por un andador sin ruedas.

Sin embargo, es importante asegurarse de que es ligero y estable. Todavía para uso en interiores, pero para proporcionar el máximo apoyo a una persona con alto riesgo de caerse, lo mejor sería un andador con ruedas grandes. En este caso, un sistema de frenado efectivo resulta imprescindible. Lo mismo ocurre con las personas que deseen utilizar su equipo al aire libre, pero esta vez, se preferirá un modelo de andador plegable de 4 ruedas. Esto facilitará el transporte del equipo.

Accesorios

Es posible que quieras considerar la posibilidad de añadir ciertas opciones a tus criterios de selección para sacar el máximo provecho de tu compra. También te aconsejamos que escojas un producto equipado con asiento y, por qué no, con respaldo, ya que es un accesorio muy práctico para un andador diseñado para largas caminatas al aire libre.

Un asiento permitirá al usuario tomar un descanso de unos minutos mientras se sienta cómodamente en el andador. También se agradece la presencia de una cesta o bolsa de almacenamiento para llevar tus objetos personales o guardar tus compras. La bandeja también es indispensable para muchas personas mayores, ya que les permite moverse y llevar una taza de té, un plato u otros objetos.

Ventajas de comprar un andador para personas mayores

Para ayudar a personas con movilidad reducida

La utilidad del andador es muy variada, ya sea para los ancianos, los que tienen ciertas discapacidades motrices o los que desean rehabilitarse después de un accidente. Práctico, fácil de usar y sobre todo muy seguro, este tipo de equipo ofrece un verdadero apoyo de equilibrio para evitar que estas personas se caigan, al tiempo que les permite mantener un cierto grado de movilidad.

Gracias a este equipo paramédico, el usuario ya no tendrá ninguna dificultad para levantarse por sí mismo y moverse lentamente, ya sea en casa, en la calle o incluso en el parque. La gran variedad de modelos de andadores permite que cada uno adopte el que mejor se adapte a sus necesidades.

Para hacer ejercicio

Como puedes ver, todos los usuarios de andadores, ya sea un modelo fijo o plegable, con o sin ruedas, se mueven a pie. De hecho, este dispositivo ha sido diseñado para permitir que las personas con movilidad reducida sigan haciendo ejercicio, lo que es bueno tanto para el cuerpo como para la mente. Si todavía son capaces de estar de pie y caminar por sí mismos, no hay necesidad de permanecer sentados en una silla de ruedas. La ventaja es entonces muy evidente, ya que le permite seguir moviendo sus piernas, mientras tiene una mayor autonomía.

Tipos de andadores para ancianos

Andador sin ruedas

Este es un modelo de andador sin ruedas que tiene 4 pies y necesita ser levantado paso a paso para poder avanzar. En efecto, no es el dispositivo más práctico de usar, pero es perfectamente adecuado para las personas que necesitan un apoyo muy fuerte o que no tienen un muy buen equilibrio. También es la herramienta más adecuada para levantarse de una cama, silla o baño, ya que ofrece una estabilidad perfecta. Por otro lado, sólo puede ser usado en el interior y no te permite caminar fuera de casa.

Andador con ruedas

Como su nombre indica, son modelos equipado scon 2, 3 o 4 ruedas. Su uso es muy simple porque no es necesario levantarlos. Sus ruedas permiten al usuario empujarlo mientras avanza, pero también le proporcionan un buen apoyo. A diferencia de uno sin ruedas, son adecuados para el uso en exteriores, especialmente aquellos con 4 ruedas. Por lo tanto, estos últimos están equipados con frenos, pero requieren una habilidad ligeramente mayor que los modelos sin ruedas o con 2 ruedas.

¿Cuánto cuesta un andador para ancianos?

Dada la gran variedad de modelos de andadores que hay en el mercado, es obvio que este tipo de equipo se ofrece en una gama de precios bastante amplia.

Cuanto más complejo sea el producto, más caro será. Por eso los andadores sin ruedas son los más baratos y se ofrecen a un precio entre 40 y 70 euros.

Los modelos con 2 y 3 ruedas costarán entre 80 y 150 euros, y finalmente las 4 ruedas pueden costar hasta 300 euros. Es posible incluso que encuentres dispositivos aún más caros debido a las funciones extras que pueden incorporar.

¿Cómo se camina con un andador?

Aquí hay algunos consejos efectivos para ayudarle a usar su equipo correctamente. Primero, párate frente al aparato y apóyate en las asas. Coloca el andador delante de ti y empújalo desde una distancia de 30 a 40 cm. Mueve tu pierna débil hacia adelante hasta que la parte de atrás de tu pie esté al nivel de la parte de atrás del andador. Apóyate en el andador y da un paso con la otra pierna hacia adelante. Repite hasta llegar a un punto deseado, siempre tratando de dar pasos de igual longitud.

Mantenimiento del andador

El andador es una herramienta que no requiere mantenimiento. Simplemente límpialo con un paño húmedo si se ensucia. Para los andadores, lo más importante es comprobar el estado de los frenos. Asegúrate de que no estén demasiado dañados o demasiado sucios, porque si el polvo o la suciedad se acumulan debajo, puede perder la estabilidad. En cuanto a un modelo con ruedas, lo mejor sería engrasar los rodamientos de vez en cuando para evitar chirridos y seguir disfrutando de un movimiento fácil y agradable.

Última actualización: 2020-10-21 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados